Inflación: ¿Cómo se produce?

inflacion

¿Qué es la inflación y cómo afecta?

Cuando los precios suben, siempre llama la atención de los consumidores. ¿Significan los productos más caros que estamos ante una inflación? ¿Qué significa esto para el consumidor medio? ¿Qué es la inflación y cuáles son sus consecuencias? En este nuevo post, vamos a intentar explicarlo.

¿Qué es la inflación y cómo se mide?

No es de extrañar que los precios de los distintos productos y servicios cambien con el tiempo. Algunas frutas y verduras se encarecen drásticamente a medida que avanza la temporada y los aparatos tecnológicos se abaratan a medida que avanza la tecnología. La inflación, en cambio, sólo entra en juego cuando el aumento de los precios de los bienes y servicios es generalizado.

Significado de inflación en la economía

Significa que por la misma cantidad de dinero, puedes comprar menos y menos cada año, lo que significa que el valor de tu dinero disminuye. Lo contrario es la deflación, que se produce cuando los bienes y servicios se abaratan con el tiempo.

¿Qué se tiene en cuenta para determinar la tasa de inflación anual?

Todos los bienes y servicios que utilizan los hogares. Entre ellos se encuentran no sólo los artículos de uso cotidiano, como los alimentos y la gasolina, sino también los bienes duraderos (como los electrodomésticos, los ordenadores y la ropa) y los servicios (desde los cortes de pelo hasta el precio del alquiler de una vivienda). Juntos forman la llamada cesta de consumo, que contiene los bienes consumidos por los hogares durante el año. Comparando la suma de sus precios medios, podemos ver cómo ha evolucionado la inflación a lo largo del tiempo.

Causas de la inflación

¿Qué hace que los precios suban en general en el mercado? Las causas de la inflación son variadas. Entre ellos se encuentran factores relacionados con el estado de la economía del país, la política monetaria y un presupuesto público desequilibrado. Si el banco central decide aumentar la emisión de dinero, crea el riesgo de que aumente la inflación.

Otro elemento que provoca el aumento de la inflación es la demanda agregada de los consumidores. ¿Qué significa este concepto en la práctica? En resumen, si la gente puede disfrutar de una prosperidad creciente, está más dispuesta a gastar dinero, lo que a su vez conduce a un aumento general de los precios.

Para ello, adapta sus actividades a la situación actual. ¿Cómo se puede evitar los efectos nocivos de la inflación? Por ejemplo, subiendo el tipo de interés, lo que desanima a la gente a pedir un crédito y por tanto, reduce la demanda. Si la inflación disminuye, el banco central puede bajar el tipo de interés. Esto hace que el crédito sea más barato y más fácil de conseguir, y que los consumidores estén más dispuestos a invertir sus ahorros.

¿Cuáles son los efectos de la inflación?

Aunque la inflación es una parte integral de la economía, puede afectar tanto a las empresas como a los consumidores. Además del evidente aumento de los precios de las tiendas, las consecuencias más importantes para los ciudadanos son:

Menor facilidad para hacer negocios: en una situación de inflación elevada o fluctuante, los empresarios pueden tener dificultades para fijar los precios futuros de sus productos y servicios.

Menos inversiones: debido a la dinámica de la inflación, es más difícil acceder al crédito y los empresarios son más cautelosos a la hora de invertir.

Hipotecas más caras: es una posible consecuencia de la inflación, que afecta a la mayoría de los ciudadanos. En condiciones de incertidumbre económica, los bancos se protegen con márgenes más elevados y una contribución propia mínima, lo que limita la posibilidad de comprar un piso o una casa.

Impuestos más altos: como los gobiernos tardan en ajustar los umbrales fiscales a la inflación, los ciudadanos pagan impuestos más altos en términos reales.

Como podéis ver, la inflación puede tener un impacto significativo en nuestra vida diaria. Pero que no cunda el pánico: los estudios demuestran que los consumidores suelen percibir la inflación más alta de lo que realmente es. ¿Por qué? En primer lugar, es más probable que nos demos cuenta de que los precios suben que de que bajan o se estancan. Además, cuando pensamos en las subidas de precios en el día a día, sólo pensamos en determinados productos, especialmente en los que compramos con dinero en efectivo o tarjeta. Mientras tanto, la tasa de inflación también refleja la diferencia de precios de los coches, los apartamentos y las vacaciones. Es decir, productos y servicios que se pagan, por ejemplo, por transferencia bancaria.