¿Qué es exactamente el blockchain o cadena de bloques?

cadena de bloques

Blockchain o también conocido como cadena de bloques, es una tecnología que se utiliza para almacenar y transmitir información sobre las transacciones realizadas en Internet. Esta información se organiza en forma de bloques de datos consecutivos. Un bloque contiene información sobre un número determinado de transacciones y después de que se complete, se crea otro bloque de datos, seguido de otro y otro, creando una especie de cadena. En él se puede transmitir información sobre diversos tipos de transacciones, como el comercio, la compra o la venta de divisas, incluidas las criptodivisas.

La esencia principal de blockchain es mantener un libro de contabilidad común y colectivo de las transacciones en forma digital, distribuido a través de la red, en copias idénticas. La tecnología se basa en una red de pares sin ordenadores centrales, sistemas que gestionan y verifican las transacciones. Cualquier ordenador conectado a la red puede participar en la transmisión y autentificación de las transacciones.

Ese libro mayor, gracias a complejas herramientas criptográficas, está totalmente protegido contra el acceso no autorizado y al mismo tiempo, está abierto a todo el mundo. El usuario puede revisar y verificar todo el historial de transacciones desde el inicio de blockchain hasta la actualidad.

En la actualidad se sigue trabajando en el uso de blockchain para firmas digitales en el gobierno o como libro de contabilidad en la banca. Estas transacciones pueden realizarse al margen del sistema vigente desde hace años, sin la intervención de las instituciones fiduciarias públicas, directamente entre las partes de la transacción. Cualquier tipo de transacción puede ser almacenada en la tecnología blockchain. Una de las aplicaciones puede ser las criptomonedas, como el bitcoin. La tecnología Blockchain ha encontrado reconocimiento en muchas industrias, incluyendo las finanzas y la energía.

Tecnología blockchain o cadena de bloques

Con la tecnología actual y la potencia de cálculo de los ordenadores es imposible hacer las mayores cadenas de bloques. Se calcula que para romper la red blockchain se necesitaría una potencia de cálculo equivalente a la mitad de Internet. Sin embargo, la introducción de los ordenadores cuánticos requerirá la implementación de nuevas protecciones criptográficas, lo que no debería suponer una gran dificultad.

Comentaros que las transacciones almacenadas en la cadena de bloques son irreversibles. Cualquier intento de cambiar un bloque implica un cambio de toda la cadena de bloques siguiente. En el caso de que alguien intentara engañar, cambiar o introducir una transacción no autorizada, los nodos de la cadena de bloques en el proceso de verificación descubrirán que hay alguna transacción en una de las copias del libro mayor que no se ajusta a los registros de la red y se negarán a incluirla en la cadena de bloques. Todos los datos y transacciones son inmunes a diversas falsificaciones y manipulaciones. Gracias a los métodos matemáticos avanzados y a la seguridad criptográfica, los datos contenidos en los libros de transacciones son fiables.

Este software se hizo público el 9 de noviembre de 2008 por “Satoshi Nakamoto”. Desde entonces, me refiero a Bitcoin Core, se ha descargado más de 5,5 millones de veces. En los primeros días de la red Bitcoin, la recompensa por participar era la entrega de 50 bitcoin a la red en cada bloque.

Esta cifra se reduce a la mitad cada 4 años aproximadamente.

La tecnología Blockchain puede desempeñar un enorme papel en la economía y contribuir a ella. El sector financiero fue el primero en reconocer el potencial de blockchain. Desde 2014, se puede ver una gran salidas de start-ups que están desarrollando tecnologías de criptomonedas basadas en blockchain.

Actualmente, en la industria FinTech (pertenece a las palabras finanzas y tecnología) y en el sector de los seguros – InsurTech. También en la industria financiera tradicional se ven las nuevas oportunidades que trae la tecnología descrita. En 2015 se creó el consorcio R3, fundado por bancos y empresas FinTech, con el objetivo de desarrollar precisamente la tecnología blockchain. Este consorcio incluía, entre otros: Citi, Bank of America, Morgan Stanley, HSBC, Barclays o Goldman Sachs. En julio de 2016, Citi anunció que había desarrollado su propia criptomoneda: citicoin. Por otro lado, la start-up FinTech Chain.com recibió 30 millones de dólares de financiación para construir una solución para poder transferir diversos activos de valor en línea, como puntos de fidelidad o instrumentos financieros.

Otro sector que ha visto el potencial de la tecnología blockchain es el de la energía. Blockchain es ideal para liquidar las transacciones de compra y venta de energía entre los pequeños productores. Por ejemplo, los hogares y sus clientes, los receptores de energía, por ejemplo, los coches eléctricos.

No hay duda que la revolución del blockchain está por llegar. En este momento, los gobiernos de muchos países están invirtiendo enormes cantidades de dinero en el desarrollo de tecnologías que utilizan blockchain. También se están creando cientos de start-ups para recaudar fondos para el desarrollo y la investigación. Un detalle muy importante es saber que el Foro Económico Mundial sitúa la tecnología blockchain en el TOP10 en estos momentos.

Si todo sigue su curso, esta tecnología será bastante importante.